Este icónico artista pop es representado por  una comida igualmente popular y americana: cuatro hamburguesas integradas con queso de cabra y cebolla caramelizada, mostaza Dijonn acomodadas sobre ensaladas y salsas de colores distintos burlándonos, al igual que Warhol, de la producción en serie y la repetición. Terminamos el plato con un juego de texturas y sabores sacados de otro cuadro de Andy: Chips de plátano.