Esta pizza busca interactuar en tiempo y movimiento dejándote editarla sobre la marcha con unas expresivas salsas de curry, chile chilaca y salsa sriracha logrando crear en plato y paladar un caos siempre distinto y profundamente armónico reflejando los principios de Jackson Pollock.